Francisco Toledo

Nació el 17 de julio de 1940 (Juchitán de Zaragoza, Oaxaca), fue un artista plástico y gráfico autodidacta oaxaqueño. Apoyó numerosas causas enfocadas tanto a la promoción y conservación del patrimonio artístico mexicano como al libre acceso a la formación artística y el cuidado del medio ambiente natural. Fue uno de los mayores artistas plásticos de Oaxaca.

Su arte refleja un gran aprecio por la estética de la naturaleza, particularmente la de animales que no son convencionalmente asociados con la belleza, como por ejemplo, monos, murciélagos, iguanas, sapos e insectos. Su obra se caracteriza por el toque irreverente, provocativo y transgresor que le imprime.

Es considerado uno de los mayores artistas de México, cuenta con amplio reconocimiento internacional. Es un experto impresor, dibujante, pintor, escultor y ceramista.

 La visión moral de Toledo afirma que el mundo de los humanos y el de los animales son uno con la naturaleza.