Alejandro Martínez

Originario de Oaxaca de Juárez, México. Es considerado un artista plástico capaz de transmitir emociones y sentimientos a partir de la técnica de la grana cochinilla, misma que ha sabido apropiarse del artista y que él ha interpretado a partir de los tintes naturales, texturas y formas de lo más complaciente al arte, transformando las historias familiares del propio artista que identifican y unifican a todo aquel que ha logrado apreciar su propuesta pictórica.

Alejandro retoma de la vivencia de infancia cuando sus padres viajaban por el interior de la Republica Mexicana, ellos traían a Oaxaca un árbol característico de la región que visitaban,  era en casa de sus padres donde sembraban esos árboles participando y haciendo suya la experiencia, fue un momento que marcó la temática principal para su obra, la técnica que utiliza es completamente experimental con un medio como la Grana Cochinilla. El artista retoma conocimientos adquiridos en su profesión como diseñador gráfico dentro de la psicología, el uso del color, texturas, composición, con la idea de enviar mensajes a través de códigos plasmados en su obra, logrando transmitir, comunicar y generar emociones y sentimientos.

La Grana Cochinilla da identidad al artista y los años de experimentación le permite generar una paleta extensa con más de 15 colores y una variación tonal interminable, un proceso alquimista milenario.

Carpeta Relatos de mi vida:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *