Emiliano López

Tuxtepeño, Emiliano López nace en Valle Nacional, en 1959. Ingresa en el Taller de Artes Plásticas Rufino Tamayo (1978-1984),

Su obra forma parte de las colecciones del Museo de Arte Hermila Domínguez de Castellanos en Comitán.Desarrolló sus primeros dibujos en ese sitio rodeado de naturaleza, ríos y un campo fértil donde ayudaba a su padre en los campos de hule, ahí vivió hasta los 17 años, edad en que decidió mudarse a la capital.

Desde muy pequeño comenzó a interesarse por el arte, en su tierra natal, en la secundaria él se encargaba de realizar todos los dibujos, incluso los maestros lo pasaban al frente para que los hiciera. El artista proviene de una familia donde la creatividad se desborda, su madre y hermano Maximino López Javier también se dedican al arte, de hecho fue este último quien lo animó a venirse a la ciudad para ingresar al Taller Rufino Tamayo.

El artista considera que la pintura a veces es individualista, cada quien está en su mundo, y aunque no le preguntaba a su hermano cómo pintar, fue él quien le dijo que en Oaxaca podía estudiar arte y dedicarse a esto.
Actualmente Emiliano trabaja sobre hojas de oro y plata, comenta que le gusta más el gran formato porque lo envuelve, aunque asegura que cualquier formato lleva mucho trabajo.

Tuxtepeño, Emiliano López nace en Valle Nacional, en 1959. Ingresa en el Taller de Artes Plásticas Rufino Tamayo (1978-1984),

Su obra forma parte de las colecciones del Museo de Arte Hermila Domínguez de Castellanos en Comitán.Desarrolló sus primeros dibujos en ese sitio rodeado de naturaleza, ríos y un campo fértil donde ayudaba a su padre en los campos de hule, ahí vivió hasta los 17 años, edad en que decidió mudarse a la capital.

Desde muy pequeño comenzó a interesarse por el arte, en su tierra natal, en la secundaria él se encargaba de realizar todos los dibujos, incluso los maestros lo pasaban al frente para que los hiciera. El artista proviene de una familia donde la creatividad se desborda, su madre y hermano Maximino López Javier también se dedican al arte, de hecho fue este último quien lo animó a venirse a la ciudad para ingresar al Taller Rufino Tamayo.

El artista considera que la pintura a veces es individualista, cada quien está en su mundo, y aunque no le preguntaba a su hermano cómo pintar, fue él quien le dijo que en Oaxaca podía estudiar arte y dedicarse a esto.
Actualmente Emiliano trabaja sobre hojas de oro y plata, comenta que le gusta más el gran formato porque lo envuelve, aunque asegura que cualquier formato lleva mucho trabajo.

 

OBRAS NUEVAS