Rolando Sigüenza

20 años han transcurrido desde mi primer exposición en el Taller de Artes Plásticas Rufino Tamayo, fui alumno de la tercera generación, siendo el director, de este semillero de grandes firmas, el Maestro Atanasio García Tapia, posteriormente el Mtro. Juan Alcazar a quienes debo mi formación académica en la historia del arte y sus diversas formas de creación y a quienes siempre tendré presente en mi trayectoria. De igual magnitud e importancia el Mtro. Rodolfo Morales que tuve la fortuna de conocer y aprender de su estilo, es un privilegio estar en este recinto. En mis obras el sentido del respeto a la vida y lo que la rodea siempre está presente, árboles, ángeles, escenas cotidianas y la familia. Mi padre Nemesio Sigüenza me enseñó a bailar, reír y tener siempre presente las tradiciones de su pueblo en la sierra Mixe, mi madre María Luisa Acevedo con su firmeza y calidez de corazón, me enseñó a descubrir el mejor camino para mi vida. Mis hermanos cada uno con su participación de más importante, todos presentes en mis obras. Esta exposición ofrece lo que soy y lo que vivo, está impregnada de la esencia de toda mi familia, de mis maestros y amigos. Quiero derrochar el amor, la generosidad, lo sublime de mis recuerdos. y el apoyo de cada uno de ellos que han estimulado mis iniciativas y proyectos. Gracias vida árbol, gracias vida ángel, gracias papá, gracias mamá, hermanos los amo todos, celebremos 20 años de arte y vida.

-POR ROLANDO SIGÜENZA-