Carpeta Mezcal

Después de algunas visitas frecuentes a Santa Catarina Minas, Ocotlán, Oaxaca, fueron de mi atención sus fábricas artesanales de mezcal; un lugar que aún conserva la destilación en olla de barro.
Quise compartir con artistas amigos, con los que he convivido desde hace muchos años, la experiencia de la visita a estos lugares.
Aceptaron la invitación y un sábado de noviembre de año 2016 concurrimos la mayoría ; para fortuna nuestra, esta visita coincidió con la 1er Feria formal del Mezcal Artesanal en Santa Catarina Minas.
Ahí tuvimos la oportunidad de visitar  algunos palenques donde fuimos recibidos cálidamente por los maestros mezcaleros, quienes además nos explicaron de forma generosa sus procesos y secretos para la fabricación de esta ancestral bebida. En esta comunidad, lo especial, es que todo el mezcal es producido en ollas de barro, aquí no se usa el alambique de cobre. Su fabricación es un proceso antiguo, desde la cocción de las piñas con leña y con piedra en los hornos de tierra hasta la fermentación en las tinas de madera y la destilación en las ollas de barro.
Durante este recorrido visitamos los stands que se instalaron para la feria de artesanías y de mezcales, probamos una gran variedad, extraídos de diferentes tipos de agaves de la región. Posteriormente fuimos invitados a degustar una rica barbacoa, receta especial del lugar, cerrando un día muy enriquecedor: convivencia, aprendizaje y cultura en un solo sitio.
Con el entusiasmo que caracteriza al maestro Takeda, concebimos la idea de hacer una carpeta de gráficos en donde quedara plasmada la inspiración de cada artista en torno al mezcal en Oaxaca.
Así es como nació la idea de elaborar y presentar esta especial carpeta: “Oaxaca: tierra de artistas, magueyes y mezcal”.
Agradecemos a los maestros mezcaleros:
Heliodoro Arellane, palenque “La Asunción” ; Pablo Arellanes, palenque “Tierra Blanca”; Rey Arellanes, palenque “El Doctor”; Felix Angeles
,palenque “La Dependencia”; y Felix Cruz,
palenque “La Tentación”; por su generosidad. A cada uno de los pintores por su tiempo, dedicación y entusiasmo a este proyecto; al taller la Huella Gráfica por su disposición, así como al maestro impresor por su participación.

Ofelia Raquel Rodríguez Arango
Editora de esta carpeta