Ana Santos

El trabajo de Ana Santos gira en torno a una metáfora que le significa la totalidad de su vida: la bicicleta. Ella se dedica a realizar un análisis introspectivo y conceptual sobre la existencia en torno a este objeto a veces considerado una extensión del cuerpo. Para Ana, andar en bicicleta es un ejercicio catártico. Pedalear ese andar y andar es vivir, viajar constantemente, moverse manteniendo el equilibrio, con altos y bajos, sintiendo el viento, la lluvia, el sol y la luna; Rojos, azules, ocres, manchas y letras. Ana sacraliza la bicicleta. Su obra es un trazo colorido de vida en velocípedo.